Sin importar el tipo de entrenamiento que hagas, la preparación antes de empezar es fundamental, no sólo para prevenir lesiones sino también para sacarle el mayor provecho a tu práctica.

Normalmente el enfoque del calentamiento es la activación muscular suave; una manera de preparar al cuerpo para un entrenamiento más intenso.

Pero: ¿alguna vez has pensado en que tu esqueleto y la organización de tu movimiento también hacen parte de tu entrenamiento?

Imagina a tu esqueleto como la estructura interna que te sostiene y que ejerce una fuerza contraria a la gravedad para que puedas estar de pie, caminar, correr, subir, bajar, agacharte, saltar, entre otros, (si no tiene sentido para ti, imagina que le pasaría a un cuerpo humano si le quitaran su esqueleto) y el éxito de que estas acciones mejoren depende de la relación que tu esqueleto tenga constantemente con la gravedad.

En cuanto a la organización del movimiento, me refiero a cómo te organizas en cada una de tus partes en movimiento para refinar cualidades como el equilibrio,  flexibilidad, fuerza, coordinación, y algunas otras menos voluntarias como la respiración y vitalidad.

Ahora bien, si tu entrenamiento ha sido bueno hasta hoy, imagina lo que podría mejorar si integras un mejor uso de tu sistema esqueletal y además refinas la organización de tu movimiento.

Pareciera que suena muy complejo integrar estos sistemas a tu práctica, pero la verdad es que siempre han estado ahí y funcionan de manera integrada desde que eras un bebé, y la manera de potenciar su funcionamiento no es muy distinta a lo que hiciste para aprender a caminar: accionar con curiosidad y en atención plena sobre el movimiento que realizas.

Esto fue lo que descubrió el físico Dr. Moshe Feldenkrais, quien desarrolló su propio método como una manera de mejorarse a sí mismo de una lesión severa de rodilla. Tiempo después, se hizo cinturón negro en Judo y enseñó su método por todo el mundo.

Lo bueno de todo lo que te estoy contando es que podrás experimentarlo por ti misma(o) y sentir los efectos en pocos minutos con la siguiente video-clase que preparé para ti. Está basada en el método Feldenkrais y diseñada para ayudarte a disponer tu mente y tu cuerpo a un entrenamiento más consciente, integral y potente!  

Sigue las claves para hacer la clase y déjame tus comentarios al final!

Contáctame en todas las redes, comparte, déjame tus preguntas y comentarios! 

Videoclases recomendadas de la semana!

¿Quién escribe este artículo?

Soy Franchezca Pinzón

… y aprendí a vivir en un cuerpo que se mueve sin esfuerzo ni dolor. Soy Maestra en danza. Me lesione severamente durante mi entrenamiento y tuve que dejar de bailar. En mi búsqueda por mejorar conocí el método Feldenkrais. Fue definitivo. Clase tras clase en dolor disminuyó, mejoré y adivina qué, volví a bailar.

Me certifiqué internacionalmente como maestra del Método Feldenkrais. Mi trabajo ahora consiste en que cada persona pueda, al igual que yo, experimentar el cambio  y la mejoría en su cuerpo desde la amabilidad, la facilidad y la eficacia del movimiento consciente.