¿Has notado que cuando estás muy feliz tu cuerpo tiende más abierto, como si quisiera que todo el mundo se enterara de lo que estás sintiendo?

No es un misterio que el cuerpo habla de nuestros estados de ánimo, si estás triste quizá querrás recogerte y ocultarte, así mismo lo hará tu pecho y cabeza; Al igual que la clase para calmar la tristeza que publiqué hace unas semanas, también puedes movilizar tus caderas para conectar con tu alegría y fuerza vital.

En mis sesiones individuales, le hablo a la gente de la importancia que tiene la pelvis (conocida como caderas) en la postura y en la vida. Además de estar conformada por los músculos y los huesos más grandes, según las culturas orientales, también se encuentra nuestro principal centro de energía vital. Si no crees mucho en eso de la energía, yo si creo que algo especial debe haber en ese sector de ti, pues ahí experimentamos placer y se hacen hijos.

Darle movimiento a tus caderas es darles la posibilidad de que hagan el trabajo para el que fueron diseñadas, sostenerte, mantener tu vitalidad y reconectar con tu alegría.

Disfruta la clase y cuéntame por las redes ¿Cómo te sientes?

Tienes algún tema sobre el que te gustaría que hiciera un video, escríbeme a mi Twitter o a mi Facebook! Con gusto te ayudaré a mejorar aquello que te gusta hacer, a través del movimiento consciente.

Recibe mis clases cada martes directamente en tu mail suscribiéndote a mi newsletter. Hasta el próximo martes!